Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Bosquejo para el Repaso de la Lección en Clases 

II Trimestre de 2008 

Lección 2 

12 de Abril de 2008 

El misterio de su divinidad 

Javier A. Velásquez 

A. INTRODUCCIÓN 

A. ¿Qué significa para ti predicar el evangelio? 

B. ¿Qué mensaje debemos presentar al predicar el evangelio? 

C. La lección presenta cinco mensajes que debemos predicar presentar el evangelio 

B. ASPECTOS DE LA DIVINIDAD DE JESÚS 

1. Su preexistencia 

a. ¿Qué es la preexistencia de Cristo? 

ÍU Colosenses 1:16 -^ porque por El fueron creados todas las cosas... 

CH Colosenses17 -* Cristo existía antes de todas las cosas 

CH Isaías 9:6 -* Porque un niño nos es dado... será llamado... Padre Eterno. 

ID Miqueas 5:2 ■* Sus orígenes son desde el principio, desde las alas de la eterni- 
dad. 

^ Cristo fue diferente. Él no llegó a existir en el vientre de María. Él existía antes de 
eso, es decir, eternamente. Esto es lo que queremos decir cuando hablamos de 
su preexistencia. Él estaba allí antes del tiempo. 

2. Lo que Cristo dijo de su preexistencia 
a. ¿Qué dijo Jesús de su preexistencia? 

CB Juan 3:13 -> Nadie subió al cielo sino el que descendió del cielo, el hijo del 

hombre que esta en el cielo. 
EB Juan 8:23 -* "Vosotros sois de abajo. Yo soy de arriba. Vosotros sois de este 

mundo, yo no soy de este mundo". 
CQ Juan 8:58, 59 -* "Antes que Abraham existiera yo soy". 
CD Juan 17:8, 24 -* "Han conocido realmente que salí de ti, y han creído que tu me 

enviaste". 

3. El hijo unigénito 

a. ¿Qué significa hijo unigénito? Juan 3:1 6 
CQ Lucas 7:11-15-^ Hijo único 
Ca Lucas 8:41, 42-* Su hijo único 
ÍD Lucas 9:38 -* El único que tengo 
■^ La expresión 'unigénito' es una palabra que, en el idioma griego {monogenés), 

aparece nueve veces en el Nuevo Testamento, y cinco de ellas se aplican a 

Jesús, y todas ellas están en los escritos de Juan (Juan 1:14, 18; 3:16, 18; 1 

Juan 4:9). 
^ Unigénito: no enfatiza la generación, sino más bien la singularidad, sobre la idea 

de ser único, único en su clase. Jesús no fue creado porque el es eterno. Es 

unigénito porque es el único. 



La divinidad de Cristo en los evangelios 

a. ¿De qué forma los siguientes pasajes apoyan la divinidad de Jesús? 

CU Mateo 3:3 -* "Preparad el camino del Señor". 

CU Juan 1:1 -^ "En el principio ya existía el verbo y el verbo estaba con Dios y el 
Verbo era Dios". 

CQ Juan 1:18 -^ "A Dios nadie lo vio jamás. El hijo único que es Dios, el lo dio a 
conocer". 

IB Juan 20:28 ■* "Señor mío... y Dios mío". 

■^ Los judíos, cuidadosos como eran de estar lejos de las blasfemias, no tenían una 
expresión tal en su vocabulario. Además, la misma construcción del pasaje actúa 
en contra de tal interpretación. El pasaje dice: Tomás respondió y le dijo'. 
Tomás, en otras palabras, se estaba dirigiendo a Jesús; era una expresión de fe, 
no una exclamación de sorpresa. Y, el hecho de que Jesús no lo reprendió 
muestra que él estaba satisfecho con la confesión de Tomás 

La divinidad de Cristo en el Apocalipsis 

a. ¿Qué enseña Apocalipsis acerca de la divinidad de Cristo? 

Q Apocalipsis 20:6 ■* "Serán sacerdotes de Dios y Cristo. 

EB Apocalipsis 22:3 -* "El trono de Dios y del Cordero estarán en ella y sus sier- 
vos le servirán" 

CQ 'Yo y el Padre uno somos'. La forma neutra del griego usado aquí para 'uno' im- 
plica una unión tan íntima como nuestras mentes puedan concebir. Jesús y el 
Padre son de una misma sustancia, una misma naturaleza, no obstante, no son 
una y la misma. Si tienes dificultad en penetrar las profundidades de todo esto, 
tienes muchos que te acompañan. Cuanto más profundamente estudias el tema, 
tanto más agudamente comprendes la profundidad de tu ignorancia. 

IH Otro error peligroso es la doctrina que niega la divinidad de Cristo y asevera que 
él no existió antes de su venida a este mundo. Esta teoría encuentra aceptación 
entre muchos que profesan creer en la Biblia; y, sin embargo, contradice las de- 
claracbnes más positivas de nuestro Salvador con respecto a sus relaciones con 
el Padre, a su divino carácter y a su preexistencia. Esta teoría no puede ser sos- 
tenida sino violentando el sentido de las Sagradas Escrituras del modo más inca- 
lificable. No solo rebaja nuestro concepto de la obra de redención, sino también 
socava la fe en la Biblia como revelación de Dios. A la par que esto hace tanto 
más peligrosa dicha teoría, la hace también más difícil de combatir. Si los hom- 
bres rechazan el testimonio que dan las Escrituras inspiradas acerca de la divini- 
dad de Cristo, inútil es querer argumentar con ellos al respecto, pues ningún ar- 
gumento, por convincente que fuese, podría hacer mella en ellos [...]. Ninguna 
persona que haya aceptado este error puede tener justo concepto del carácter o 
de la misión de Cristo, ni del gran plan de Dios para la redención del hombre' 
(CS 578, 579). 



III. CONCLUSIÓN 



¿Qué aprendiste de la divinidad de Jesús? 

¿Cuántos agradecen por adorar a un Dios vivo y poderoso? 

Qración.